Sitio Oficial

.

Tiempo de análisis y descanso


Tiempo de análisis y descanso

Es posible que ayer fue el juego excepción y no de la norma. Pensar que Arecibo es 25 puntos mejor que Bayamón es una utopía. El final de 102-77, lejos de una ventaja suprema y de 34 en un momento dado (81-47), no refleja del todo la fortaleza de los Capitanes y menos las debilidades de los Vaqueros.

Hacer sentencia de que estamos en presencia de la serie Golden State-Cleveland donde los Warriors han masacrado a la tropa de Lebron James no guarda análisis prudente ni tampoco tiene sustancia. Un juego no define un campeonato, aunque sí puede labrar un sendero…

Sí Capitanes juega por 40 minutos con la intensidad defensiva de ayer no hay duda de que será el ganador de una corona. Bayamón lució desconcertado, fuera de sí, inconsistente y anquilosado en su ataque. Y sus potenciales ejes de fuerza y puntos, Jaleel Akindele y PJ Ramos, fueron meros peones en el rectángulo de 90 pies, en una noche donde las estadísticas no revisten estudio.

De seguro, los Vaqueros reajustarán su enfoque para mañana con la intención de retomar el mando de la serie y sobretodo evitar caer en el Rancho Vaquero, pues tal pérdida podría ser de hecatombe, angustia y desesperación…

El Coach de Bayamón, Francisco (Paco) Olmos, durante la conferencia de Prensa, lamentó que la Serie Final sea una atropellada ante dos seguidillas de partidos en programación (Back to Back) frente a un conjunto de profundidad, juventud y en salud física como Arecibo.

En la ecuación del básquetbol cuando se adolece de recursos aptos y saludables o cuando no hay sensatez en cómo se estructura lo más importante de un torneo que es la lucha por un cetro, el equipo con lastimaduras siempre tendrá la peor parte cuando llega el momento de jugar ayer y hoy. Y los Vaqueros, sin restar méritos a lo avasallante de Arecibo anoche, pagaron el precio de su matrícula; el reloj les pasó factura…

“Sabíamos que hoy sería un juego donde el nivel de energía debía ser mayor para nosotros. Ayer (lunes) utilicé dos jugadores por cuarenta minutos y pensé que Arecibo vendría a atacar desde el principio. Es absurdo tener que jugar en una Serie Final por dos días seguidos (Back to Back), lo que no se hace en ninguna liga del mundo. No estoy satisfecho, pero tampoco voy a montar una guerra por la situación”, expresó Olmos.

Jaleel Akindele produjo 14 puntos y 7 rebotes, pero él sólo no puede...Capitimes 2016 / Nelson Reyes Faría

Jaleel Akindele produjo 14 puntos y 7 rebotes, pero él sólo no puede…

Originalmente se proyectó una Final de juego-descanso-juego, a iniciar el pasado sábado. Pero el cambio radical para lunes con el agravante de partidos repetidos (1-2 y 4-5), complica la situación para el grupo azul. Es por ello, que en la práctica de hoy en Bayamón podría ser una ligera, de tiros y poco ajetreo de cancha; más bien una de pizarra y esquemas, de equis y ceros o de estudio.

El primer segmento, 29-10, vio a un Capitanes anotar 15 puntos al hilo, y que incluyó tres triples, definió el patrón de los restantes 30 minutos donde Arecibo sepultó al contendiente sin ánimo de cantarle un rosario…

“La serie va uno a uno. Nosotros intentaremos recordar cuáles son las situaciones que nos han hecho ganar el primer día y supongo que ellos tratarán de seguir con este sistema un poco aprisionadora de no dejar jugar, de no dejar construir, y tiene plantilla para eso. Es un buen sistema contra nosotros”.

“Creo que no es un partido para leer estadísticamente hoy, sino un partido de sensaciones donde nuestra opción era estar metido en el juego, pero cuando en el primer cuarto te sales tanto, sinceramente era muy difícil meterte porque aunque quiera la cabeza, el cuerpo no te deja y ya la situación estaba muy cuesta arriba”, sentenció el entrenador español.

Bayamón tuvo por segunda noche 18 pérdidas de balón (turnovers), que resultaron en 20 puntos de Arecibo. Fallaron 12 de 17 tiros de lejanía, dominados en rebotes 46 a 26 y un abismal 24-4 en contra en puntis de segundas oportunidades. Fue una dictadura del amarillo por 40 minutos…

Ahora, simplemente, no queda de otra para los Vaqueros. Dejar sobre el tapete el fracaso, redirigir esfuerzos y luchar por la defensa de su estancia es la consigna para entonces visitar el sábado a Arecibo con ventaja 2-1. De lo contrario, el cinto de sus pistolas podría aflojarse y también quedarse sin balas para un subcampeón con sed, hambre, talento e intención de sortija…

 

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )