Capitanes de Arecibo | Baloncesto

Al juego decisivo en casa ajena…

“Aquí ha pasado mucho y no ha pasado nada…”.

La singular frase de Jaime Santiago ilustra cuán pareja, reñida y combativa es la serie entre Capitanes de Arecibo y Piratas de Quebradillas. Seis partidos, 245 minutos, 1,069 puntos, 100 canastos de tres, 262 faltas personales y aún no emerge un ganador. Todo queda en suspenso hasta mañana domingo en la Guarida del Pirata…

Con una vigorosa reacción desde finales del tercer parcial, más un arrollador segmento de cierre, Arecibo impuso su carácter y orgullo en la victoria, 94-77, frente a su rival comarcal. El Campeón del BSN defendió con garra la Casa de Petaca para provocar el juego suicida del Cuarto de Final D.

Mientras, los Santeros de Aguada esperan por conocer quién le acompañará en el siguiente baile hacia la corona.

Capitanes dominó el primer capítulo, 25-14, tal como en el juego anterior en Quebradillas donde alcanzaron una ventaja de 16 puntos. Esta vez estuvo al frente por 13, apoyados en un ataque sostenido, variado, mayormente en el bloque; en la pintura. Una racha de nueve tantos al hilo, abrió la puerta al despegue de Arecibo.

En la actual temporada Piratas y Capitanes han celebrado 12 encuentros y han intercambiado victorias; seis para cada cuál. El domingo uno emergerá como ganador para medirse a Aguada.

Capitanes de Arecibo / Nelson Reyes Faría David Huertas tuvo una gran noche con 23 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias.

En el segundo periodo, como pauta inveterada del jefe entrenador Eddie Casiano, entró a juego el pelotón de fuerza y contacto de Quebradillas, que lograron acercarse a sólo cinco puntos a la conclusión de la primera parte, 43-38. La contribución de los rescatistas Tyler Polo y Jonathan García, con seis puntos cada uno, fue de relevancia para los Piratas.

Cabe consignar que el capataz de los Capitanes, Pachy Cruz, contrarrestó el empuje con parte de su escuadra suplente, que aportó en la ofensiva y sofocó el juego recio del equipo rojinegro. Willie Rodríguez, Marcel Souberbielle, Jezreel De Jesús y Devon Collier produjeron 13 puntos durante el periodo.

En el tercer acto, Quebradillas se destapó con un 11-0, que le concedió el liderato, 56-53. Bimbo Carmona encestó par de canastos en el avance. Tras empates a 56, 58 y 60, adjunto a tres faltas personales consecutivas marcadas, Arecibo reaccionó y trajo a su favor la sentencia del partido.

Penetración de Walter Hodge, güira de David Huertas y triple del lateral derecho por Raymond Cintrón, colocaron la pizarra 67-60 con 54.2 segundos de juego. La porción acabó 69-63.

Capitanes de Arecibo / Nelson Reyes Faría Jezreel De Jesús salió del banco para anotar 13 puntos en la victoria de anoche.

Entonces vino el cuarto y último parcial con una repetición de vitalidad para los locales. Reggie Buckner, De Jesús y bombazo de Huertas, buenos para siete puntos, despejaron dudas de lo que habría de acontecer.

La ventaja de 13 (76-63) se transfiguró en una de 23 (91-68) con par de centellazos a manos de Huertas y otro triple de Cintrón con 4:17 por jugar. Ya el juego tenía definición y veredicto. Lo restante por sudar era puro trámite; cumplir hasta el sonido del claxon de expiración.

Como dato curioso, el líder ofensivo de la serie, Davon Jefferson, sólo lanzó seis veces al aro, para cinco puntos, que incluyó un 4-1 desde la línea del suspiro. Cayó aparatosamente al tabloncillo, se lastimó la mano izquierda, pero regresó a cancha. Capturó siete rebotes e hizo cuatro asistencias. La entrega del delantero estadounidense no tiene parangón con ningún otro importado del BSN. Lastimado y lacerado nunca rehuyó combate…

El banco de Quebradillas, siempre productivo, aportó 38 puntos y 22 rebotes en la derrota. Los suplentes de Arecibo mejoraron sustancialmente con 32 unidades; 22 más que en el choque anterior.

Capitanes de Arecibo / Nelson Reyes Faría Luis Hernández aportó 13 tantos y 7 rebotes como suplente de los Piratas.

En triples, Capitanes atizó 10 de 20 intentos (50%), mientras los Piratas fallaron 11 de 16 (31%).

En rebotes (38-30) y en puntos de transición (16 a 4), Arecibo fue el quinteto dominante.

Por Quebradillas, Luis Hernández salió del banco para ser el mejor con 13; la misma cifra del escolta Mike Rosario. Tu Holloway coló 12 con siete asistencias.

Por Capitanes, David Huertas tuvo una gran noche: 23 puntos (cuatro triples), 6 rebotes y 5 pases buenos. Le siguió Walter Hodge con 14 y siete asistencias; Jezreel De Jesús 13, y Reggie Buckner con 12 y nueve rebotes.

Estadísticas completas en https://capitanesdearecibo.net/bsn/scoreboard/que-vs-are-19/

Es la segunda serie consecutiva entre Arecibo y Quebradillas que va al límite de siete partidos y el vencedor siempre ha sido el equipo local. La anterior fue en la Final de 2017 donde los Piratas se anexaron el título.

En la actual temporada han celebrado 12 encuentros y han intercambiado victorias; seis para cada cuál. La fase regular concluyó empate a tres y el cuarto lugar se dilucidó para Quebradillas por promedio de puntos entre sí (Goal Average).

El domingo, sin embargo, la historia hasta hoy será un periódico de ayer, recuento del pasado. Habrá un vencedor, un contrincante para Aguada. El campeón expondrá su corona en casa ajena tratando de revertir el patrón de la serie donde siempre ha ganado el anfitrión. Capitanes intentará cambiar esa tónica.

El juego comienza a las 7:00 de la noche. Es obligado estar allí…