Capitanes de Arecibo| Volibol

Hoy lo dejamos todo en cancha

Lo dejamos todo en cancha esta noche.

No hay una mejor manera de decirlo. El juego de hoy significa continuar o caer como guerreros y proyectar hacia un 2016. Simplemente es el último turno al bate en una serie repleta de emociones, pero de adversidad e incertidumbres…

Capitanes de Arecibo es el campeón de la LVSM. Intenta revalidar, para eso se prepararon, pero el incierto estado físico de tres principales figuras, todos integrantes del Equipo Nacional en su momento, cambia las perspectivas y las proyecciones. Conste, que no se entienda como un estado de inseguridad la suerte de esta noche, pero hay que sacar garras y fuerzas de donde no las haya para conquistar el triunfo ante los Mets de Guaynabo.

En un juego de seguidilla y tras caer en cinco parciales el viernes y en cuatro mangas anoche, Arecibo debe lidiar contra el cuerpo, las magulladuras, la recuperación y sobretodo contra los pronósticos, los que le ubican un 2-3 en la semifinal y con un choque que representa vida en vez de muerte.

Capitanes tiene garra, cría, propósito, coraje, determinación y decenas de calificativos como para pensar que pueden revertir el prognosis, ya adjudicado pro varios analistas, para cerrar con broche de oro el cotejo nocturno hoy en su casa, el Coliseo de Arecibo.

De sobra está demostrado a la saciedad que este equipo lucha y no se rinde. En repetidas ocasiones ha estado contra la pared y hoy no es excepción. Desde las 8:00 p.m. comenzará la remontada hacia el empate. Lo demás huelga decirse…

“Ha llegado el tiempo de la suprema definición”, dijo una vez un líder de la independencia patria. Similar predicamento tiene hoy Arecibo: vida o muerte, sacrificio y entrega, pasión y empuje, empate o adiós…

Es el partido que representa el todo para los Capitanes. De seguro, como es rúbrica, dejaran el todo de su ser en la cancha, el escenario donde emerge la victoria…

Hoy a las 8:00 de la noche en el Coliseo de Arecibo inicia el camino hacia el mañana…