Capitanes de Arecibo | Baloncesto

Un campeonato desde las gradas…

David Cortés es símbolo y leyenda en la franquicia Capitanes de Arecibo. Tanto así que su número 18 pende en lugar preferente y de altura en el Coliseo Manuel Iguina Reyes, escenario de sus gestas sobre el tabloncillo.

La foto de portada, Serie Final 2016, ilustra su pasión y entrega por 20 temporadas en defensa de los colores de su pueblo, de la comunidad Abra San Francisco y el barrio Hato Arriba donde reside. Huelga hablar de lo que Cortés significó para la insignia amarilla. Sus logros y registros están vívidos en la mente de todos, pues su adiós al BSN se produjo concluida la campaña de 2017. Se retiró como único atleta con cuatro sortijas de campeonato entre los siete que conquistado Arecibo.

El domingo, sin embargo, no estuvo en uniforme para sumar un título más, pero sí estuvo entre la multitud de más 12 mil personas que se apretujaron en la Casa de Petaca. El sentimiento y palpitar de David era similar al que desplegó en sus años de jugador. ¿La diferencia? Primera ocasión que le tocó vivir la experiencia de brincar, saltar y hasta llorar junto a los fanáticos.

El mismo Cortés relata en un escrito en su portal de Facebook cuán orgulloso se siente de ser un Capitán de Capitanes por la eternidad.

Capitanes de Arecibo / Nelson Reyes Faría

David Cortés: símbolo y leyenda para los Capitanes de Arecibo.

“Mi primer campeonato de fanático!!!! Súper orgulloso del trabajo realizado por lo Capitanes Arecibo, la gerencia, el cuerpo técnico y los jugadores. Gracias le doy a Dios por haber pertenecido a esta gran organización.

Solo el que ha jugado conoce el gran sacrificio que un campeonato conlleva. Muchos piensan que solamente son las 2 horas que puede durar el juego pero es muchos más que eso.

Son las horas diarias en el gimnasio para cuidar el cuerpo y mantenerlo fuerte.

Son las horas antes que tienes que llegar a la práctica o el juego para calentar.

Son las horas que te quedas una vez finalizada la práctica para mejorar tu tiro o cualquier otra destreza, para recibir terapia y poder recuperarte del trabajo realizado.

Son las horas que sacrificas a tu familia y a tus hijos porque tienes que llegar temprano a la cancha o porque tienes juego lejos y te tienes que ir temprano.

Es recibir críticas cuando pierdes o juegas mal y utilizar eso para auto motivarte y seguir trabajando duro.

En fin, es mucho más que solo ganar un juego o ganar una serie. Para ganar un CAMPEONATO son horas, días, semanas y meses de arduo trabajo.

Felicito al fanático que noche tras noche y juego tras juego siempre muestra su apoyo en la buenas y en las malas.

Al fanático de sólo la VICTORIA, te exhorto a que, si te dices llamar fanatico Capitan, estés ahí durante toda la temporada y no solo en la final.

Capitanes de Arecibo es sinónimo de grandeza en nuestra ciudad y en nuestro país. Orgulloso de haber dedicado mi vida a esta franquicia. CAPITANES AHÍ”

Nada, David Cortés es y siempre será nuestro orgullo patrio con o sin el uniforme de Capitanes de Arecibo; por siempre…

¡Gracias!