Capitanes de Arecibo | Baloncesto

Misión cumplida: ¡Campeones!

Todo comenzó el 2 de enero de 2018 con una convocatoria que incluía a sólo dos integrantes de los hoy monarcas del BSN: Christian Pizarro y Ángel Matías. El entrenamiento para viajar a Monterrey, México, a participar de la Liga de las Américas, fue el inicio de una larga jornada que se extendió por nueve meses y que anoche concluyó con la meta trazada: Campeonato BSN; la reconquista.

Arduo y trabajoso fue el trayecto para lograr el objetivo: 56 partidos en la liga local, tres en la justa de Américas, cuatro de fogueo entre en una matrícula global de 26 jugadores, la que incluyó a siete de extranjeros de uso. La ecuación trajo el resultado esperado mediante cohesión, esfuerzo, deseo y carácter, adjunto a dosis de talento y entrega.

Capitanes de Arecibo, bajo el mando de Rafael ‘Pachy’ Cruz, labró el camino a la conquista de la corona, la que cedieron a Quebradillas en 2017, para retomarla ayer, 23 de septiembre. El día del Grito en Lares cerró con una revolución nocturna en la Casa de Petaca: balones, bombas, confeti, algarabía, champán, lágrimas y alegría que aún perdura.

Nelson Reyes Faría / Capitanes de Arecibo

A la 1:30 de la tarde de hoy será la Caravana de la Victoria desde el Coliseo de Arecibo para recorrer los rincones del pueblo y celebrar en grande el triunfo de los Capitanes, a quienes los expertos daban limitadas oportunidades frente al chicharronero Vaquero.

La crítica escogió a Bayamón de favorito, tal como pasó en la semifinal contra Ponce. El mismo cuento con diferente color, que por regla inveterada siempre se teje contra el conjunto amarillo. Nada mejor que jugar como ‘underdog’ o en desprecio de sus virtudes, para de presa convertirse en cazador.

Cuán gratificante es la justicia, especialmente la que proviene de lo Alto; la divina. No porque Arecibo haya ganado el cetro -la realidad es que fue el mejor equipo sobre la cancha-, los números relatan la historia. Sino porque Walter Hodge ganó el premio de Más Valioso por su gran actuación, la que como figura eje, resaltó en los dos partidos que definieron la serie con 61 puntos.

El base con el número 15 en su espalda cerró de líder anotador de la serie con 130 puntos, en asistencias con 43 y cuarto en rebotes con 38. El dinamismo y ejecución en momentos críticos le valió la distinción de MVP; una que disputó con Davon Jefferson y David Huertas, con actuaciones de altura.

Para Hodge es un premio a la voluntad; un oasis en un año harto difícil. Un trofeo de conciencia y justicia, que bien reconoció el BSN como juez de ocasión y jurado de mérito al distinguirle como Más Valioso.

Capitanes gana su séptimo campeonato, cuarto frente a los Vaqueros, quinto para Luis Monrouzeau como apoderado (2008, 2010, 2011, 2016, 2018) y segundo para el dirigente Pachy Cruz.

Habrá tiempo para desmenuzar la Serie Final en su contexto, más escuchar las reacciones de sus jugadores. La noche ha sido larga y es necesario un breve descanso para retomar fuerzas.

Mientras, el amanecer se pinta de nubes blancas y el brillo del amarillo sol…