Capitanes de Arecibo | Baloncesto

El 5 de Petaca flotará en el Coliseo

Capitanes de Arecibo retirará el número 5 del inmortal Petaca Iguina en una ceremonia especial el próximo martes 14 de agosto, previo al tradicional choque frente a los Piratas de Quebradillas, esta vez en la serie de Cuarto Final.

La decisión de colgar sobre lo alto la camiseta de Manuel Gilberto Iguina Reyes en el recinto que lleva su nombre responde al clamor de decenas de arecibeños que vieron jugar al otrora canastero, ya fallecido. Se entiende que el 5 de Petaca debe ondear al lado de Bill McCadney (4), Vitito Cuevas (6), Jaime Frontera (11), Pachy Cruz (13) Moisés Navedo (18) y David Cortés.

Luis Monrouzeau Rosa, apoderado de los Capitanes, asintió al reclamo de la fanaticada e invitó a los familiares de Iguina Reyes a su oficina en Hospicio La Paz para comunicarle de su intención.

Allí junto a un grupo de deportistas y en una amena charla de nostalgia y el BSN de hoy, Monrouzeau Rosa entregó una carta a José Iguina Goitía, hijo de Petaca, donde expresa el júbilo de los Capitanes en rendirle tributo al otrora atleta de 5’6” de estatura”.

Pachy Rodríguez | Capitanes de Arecibo | Baloncesto

Luis Monrouzeau, Paco Torres, Tito Serra, José Iguina Goitia, Gustavo Cañas Sr, Rafael Iguina, Edgardo García y Paquitín Pérez estuvieron en la reunión donde se anunció a los familiares de Petaca Iguina la decisión de los Capitanes de retirar el número 5 que éste inmortalizó.

“Quiero que sepa que esto es un gran honor para nuestro equipo y para mi en particular. Por toda la historia que he escuchado su papá trascendió como jugador y dejó un legado para Arecibo, no solo en el baloncesto sino en la vida cotidiana del pueblo”, dijo.

“Le pido excusas por no hacer este homenaje anteriormente, quizás por omisión involuntaria, pues el mayor honor a una persona es que le dediquen una cancha, una calle o un parque. Pero, le digo de corazón que estamos más que orgullosos con esta designación”, añadió Monrouzeau Rosa.

Acto seguido le entregó una carta formal con el propósito indicado.

“A nombre de toda la familia Iguina nos sentimos muy honrados y que su equipo de trabajo haya tomado esta decisión. Y no tiene porqué excusarse, pues ”, expresó Iguina Goitía.

“Papi no era una persona que le llenaran los homenajes; él, pues, los aceptaba humildemente. Pero todas las cosas que hizo era porque tenía una misión con Arecibo, la juventud y en las postrimerías de su vida una misión con la sociedad. De cumplir su labor cristiana y ayudar a otros seres humanos”.

Iguina Goitía, quien reside en San Juan, estuvo acompañado por su primo Rafael, hijo de Chuchín y hermano de Petaca.

“El retirar el número cinco tiene un significado bien especial, porque en la historia de los Capitanes han participado muchos buenos jugadores con ese número. Y no tiene porqué excusarse, pues este es un honor particular que aceptamos con mucho orgullo y distinción. Nuestro corazón siempre ha estado con los Capitanes”, expresó.

Archivo

Manuel Gilberto Iguina Reyes: el Coliseo de Arecibo lleva su nombre, pero a partir de 2019 el número 5 no podrá ser utilizada jamás en los Capitanes.

Petaca Iguina, que nació en 1923, fue baloncelista y estudiante destacado en la Universidad de Lon Morris en Texas. En 1946 fue integrante del primer equipo Capitanes, bajo la tutela de Wilfredo Franco, Tingo Díaz, Piro Méndez y otros. Un grupo de jóvenes, en su mayoría, arecibeños dijeron presente.

Junto a Quicón Iguina, Abdul de la Rosa, Alberto Rentas, Joaquín Balaguer, Armando Villamil, Pepe Beníquez e Iguina reyes, Arecibo concluye como subcampeón  de la Liga Puertorriqueña de Baloncesto; logro que repitieron en 1948.

En esa campaña, la prensa insular lo calificó como “el Mejor Jugador Capitán”, tras liderar al equipo en cinco departamentos: 62 canastos de campo, 45 tiros libres anotados,169 puntos y promedio de 9.38, más porcentaje de 789 en tiros libres.

Fue el primero en el Baloncesto Superior en actuar como dirigente, jugador y capitán de un equipo a la misma vez.

En 1968 fue exaltado al Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño.

Concluida su vida atlética fue líder de escutismo, director del correo postal, además de dirigir y enseñar baloncesto a los jóvenes de Arecibo, entre ellos Víctor Cuevas.

El mejor comentario sobre quién fue Petaca Iguina lo produjo el escritor deportivo Rafael Pont Flores, quien lo bautizó como el “Capitán de Capitanes” y otro gran periodista, Emilio Huyke, escribió: “desde que llegara a la División Superior en 1946 y hasta que surgió la figura de Raúl Tinajón Feliciano, Petaca creó su propia era”.

Y este martes, Gil, como le llamaban su familiares, “rechoncho con cara de adolescente y un mechón de pelo cayendo sobre la frente”, según Pont Flores, recibirá un aplauso sonoro de una generación que no le vio jugar y otros pocos que sí, todos unidos por el deporte y Arecibo…