Capitanes de Arecibo | Baloncesto

“Queda mucho en mi tanque”

No hay dudas que Renaldo Balkman le queda gasolina en el tanque, puntos y rebotes que aportar para cualquier equipo que le contrate.  La actuación que ha registrado en Filipinas, ya con un trofeo de Más Valioso y ahora en ruta a la Serie Final de la PBA, amerita un cambio de enfoque sobre su futura inclusión al Equipo Patrio en la siguiente ventana de FIBA.

El ente federativo mantiene una postura inflexible en el asunto sin convencer a una mayoría que entiende que Balkman debe ser parte de la escuadra nacional, máxime cuando está totalmente recuperado de la cirugía de rodilla en 2017. Tras un año fuera regresó para jugar en las ligas de República Dominicana y ahora en Filipinas sin problema alguno.

Sus posibles detractores tendrán como agravante la pregunta de cuán competitiva es la liga filipina.  No obstante, el delantero de 6’8” no ha dado muestras de deterioro ni desgaste físico después de ser operado. El análisis en torno a la calidad de la liga donde actualmente juega debe trascender cualquier estadística, aunque el desempeño de Balkman habla de por sí.

“Sí algo debo defender de Renaldo es su disposición de jugar por Puerto Rico. Nunca le ha dicho que no al Equipo Nacional. No hay razón alguna para no incluirlo en la Selección y se pecaría de injusto de no hacerlo”.

Quién así se expresa es Ángel Edgardo García, gerente general de los Capitanes de Arecibo, quien mantiene abierta la puerta a la integración de Balkman en los Playoffs del BSN, una vez concluya su paso por la liga asiática.

“La fecha precisa de cuándo estará con nosotros, realmente no la sé, pues su equipo (San Martin Beermen) pasó a la serie final y es la misma de cinco-tres”, dijo.

“En el marco de las posibilidades esperamos que sea principios de agosto el que Balkman esté en uniforme. Quizás en el último juego contra Quebradillas o en el primer partido de las series del BSN, y subrayo dentro de las posibilidades y lo que pase en la final de su liga y por lo que he hablado con su agente. Lo que sí te digo es que está deseoso de llegar, pues no descarta que se le incluya en el Equipo Nacional y desea demostrarlo”.

Como nota aclaratoria, la Commissioner’s Cup (PBA) tiene programado el séptimo juego para el 10 de agosto. La serie es 7-4 y no de 5-3, lo que podría extender la presencia del estelar canastero de los Capitanes en suelo extranjero.

Fotos de PBA Filipinas

Renaldo Balkman busca su segundo campeonato en Filipinas, ahora con San Miguel Beermen.

Ayer, la PBA en su portal publicó una entrevista con Balkman, donde expresa que le “queda mucho en el tanque”, pese a los 34 años recién cumplidos.

A continuación el reportaje:

-Renaldo Balkman estuvo cerca de completar su camino hacia la redención en la Asociación de Baloncesto de Filipinas después de ayudar a los San Miguel Beermen a avanzar a las Finales de la Copa del Comisionado de la PBA. terminando los Ases de Alaska en las semifinales.

Balkman promedió 24.3 puntos, 12.0 rebotes, 4.0 asistencias, 0.8 bloqueos y 1.3 bloqueos en la serie que terminó la noche del domingo cuando los Beermen dominaron a los Ases de Alaska, 104-99, en el Juego para cerrar la serie al mejor de cinco, 3- 1, en el Smart Araneta Coliseum.

Capturar el campeonato sin duda será la guinda del pastel para Balkman, quien fue expulsado de la liga después de asfixiar a su compañero de equipo Arwind Santos durante un juego hace cinco años.

A principios de 2018 se asoció con la importación de Ginebra Justin Brownlee para ayudar a Alab Pilipinas a ganar el campeonato ABL.

“Es una bendición para mí”, dijo Balkman, quien provocó la vuelta de Beermen de un comienzo 0-3 después de reemplazar a Troy Gillenwater.

“Acabo de ganar uno y estoy tratando de volver y ganar otro en este momento. Sentarme durante todo un año el año pasado, este ha sido un gran año para mí. Estoy contento de estar de vuelta en la final. estoy feliz de estar aquí ”

Balkman fue dejado de lado el año pasado por una lesión en la rodilla mientras jugaba en su natal Puerto Rico.

Más que borrar la percepción negativa causada por ese incidente de asfixia, Balkman también está tratando de superar lo que muchos no han podido superar antes: Padre Tiempo.

“La gente dice ‘Oh, puede que sea demasiado viejo’ porque acabo de cumplir 34 años este año, pero todavía lo tengo. Me queda mucho en mi tanque”, dijo.

“Como todos pueden ver en la cancha, lo doy todo mi tiempo. La edad no es más que un número. Créanlo. Y estoy tratando de conseguir un par más este año”, expresó como cierre del reportaje de la PBA.

Según Renaldo espera conseguir un par de campeonatos más en 2018, en una referencia tácita a Capitanes de Arecibo, pues después de concluir su jornada en Filipinas qué le queda sino el BSN. Desde agosto próximo se sabrá…