Capitanes de Arecibo | Baloncesto

Pleno dominio de Piratas

La Guarida del Guajataca es territorio prohibido para los Capitanes y anoche no fue la excepción.

El abrumador triunfo de Quebradillas, 82-68, sumó la décima derrota al hilo de Arecibo en el lar Pirata. La última vez que Capitanes salió airoso en casa ajena fue el 12 de marzo de 2015; una victoria 87-85 con Ángel Álamo anotando 15 y Eugene Phelps 14.

Y el drama que tejen estos dos rivales tradicionales es por norma uno de intensidad defensiva de ambas partes, un marcador cerrado con un final de taquicardia.

Pero el jueves no hubo nada de eso. La balanza se movió a un sólo lugar, salvo la única ventaja que tuvo Arecibo: una tirada libre de Ike Ofoegbu a los 24 segundos del brinco inicial.

Un lanzamiento en salto de Alejando Carmona, más un triple de Rayshawn Terry, fue la chispa que generó el motor de los campeones para jamás mirar atrás. Ganaron 24-13 el primer segmento y fueron al descanso del medio juego, 40-27; la menor cantidad de puntos para Arecibo tras 20 minutos de acción.

Guillermo Díaz anotó 20 y Jaleel Akindele logró su séptimo doble-doble del año con 16 tantos y 10 rebotes.

Y aunque los Piratas rebasaron la segunda parte por sólo tres puntos (44-41), el empuje era difícil, sobre todo después de un déficit de 19 y una fatiga, más emocional que física, frente al adversario de la vecindad. Una carga, un peso adicional a la expectativa de triunfo cuando estos dos equipos se enfrentan.

La escuadra de Carlos González jugó al nivel de titular en el primero de seis encuentros y los datos revelan la historia. Dominaron 44% vs 33% en efectividad de campo; duplicaron 10-5 en disparos de lejos; en rebotes 44-41; puntos del banco 24-20asistencias 21-8 y convirtieron en puntos los fallos de balón (turnovers) de Arecibo: 11-0.

Fue una segunda noche baja anotación para los Capitanes. El miércoles cayeron, 83-72, frente a San Germán, y el jueves (en el cierre del segundo Back to Back del año) produjeron su más bajo marcador (68).

Dramática es la impericia en triples en las dos derrotas seguidas con un 24.3%. Raymond Cintrón tiene ocho de los 10 canastos en 41 intentos, saliendo del banco.

Por Quebradillas: Rayshawn Terry logró un doble-doble con 27 puntos y 14 rebotes; Jorge Brian Díaz con 13 unidades y Jonathan García, 9.

Raymond Cintrón sumó ocho triples de los 10 de Arecibo en 41 intentos en dos días.

Por Arecibo, Guillermo Díaz aportó 20 y perfecto en tiros libres (11-11), pero de 7-1 en tres; Jeleel Akindele sumó 16 con 10 capturas en su séptimo doble-doble de la temporada; y Raymon Cintrón con 15 puntos como emergente. Capitanes jugó sin Denis Clemente ni Ángel Matías.

Los Piratas consiguieron su victoria 1,000 en su historia; quinta franquicia en llegar a tal cifra en el básquetbol isleño. Los otros equipos en hacerlo son Ponce (1,210), Bayamón (1,188), San Germán (1,115) y Arecibo (1,059).

El próximo encuentro entre estos dos equipos será mañana sábado en Arecibo.

En el otro resultado de ayer, San Germán ganó su primer partido en la carretera al vencer a Ponce, 86-83. El es tercer éxito de los Atléticos en cuatro salidas bajo la tutela del avezado entrenador Flor Meléndez.

La Tabla de Posiciones tiene a Bayamón en el tope con 9-4; Quebradillas asciende al segundo con 8-5 y Arecibo baja al tercero (7-6); le sigue Ponce (7-7), Humacao (5-6), Fajardo y Aguada empates en el sexto puesto (5-7) y San Germán (5-9).

Para hoy: Fajardo visita a Humacao, mientras Bayamón recibe a Aguada.

 

BSN no aprueba el contrato de Hodge

En una resolución parcial emitida por el presidente del Baloncesto Superior Nacional (BSN), Fernando Quiñones Bodega, se ordenó no aprobar el contrato de Walter Hodge sometido por los Capitanes de Arecibo.

Quiñones determinó no aprobar por el momento el contrato de Hodge, velando por los mejores intereses del BSN. El presidente tiene la facultad de emitir este tipo de orden estrictamente bajo las disposiciones reglamentarias aprobadas por la Junta de Directores con tal de salvaguardar la integridad de la institución.

Dentro de las disposiciones reglamentarias aplicables se encuentra el Reglamento General y el Reglamento de Disciplina por el cual todos los miembros del BSN deben regirse en todo momento.

Hodge tiene cinco días laborales para exponer por escrito las razones por la cual no debe ser suspendido por el resto de la temporada 2018. El BSN asignará un Oficial Examinador para ver el escrito y pasar juicio sobre eso.

También el jugador tiene la opción de apelar esta orden en el Comité de Apelaciones de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico en un plazo de 48 horas luego de recibida la orden.