Capitanes de Arecibo | Baloncesto

Feudo de comarca y tradición

Capitanes y Piratas se enfrentan hoy jueves y el sábado en las primeras riñas entre seis de 2018. Quién preparó el calendario de juegos del BSN planificó a su antojo o lo hizo a propósito. Dos choques seguidos entre rivales regionales, una pugna tradicional, que se repetirá en el cierre de torneo.

¡Imagine usted que esos dos cotejos finales signifiquen la clasificación o puesto cimero en el Standing!

No existe un mayor atractivo en la zona noroeste del país que un feudo Quebradillas-Arecibo. No importa el escenario, sea allá o acá, un partido como este genera pasión, desenfreno y sobre todo una gran asistencia; a casa llena. Pura adrenalina, palpitaciones descontroladas, taquicardia, bulla, las redes sociales encendidas y la presión sanguínea elevada…

Y el de mañana jueves en el Coliseo Raymond Dalmau no será la excepción. Desde el 2009 la serie global, incluyendo postemporada es de 39-24 en favor de Arecibo. No obstante, Quebradillas ha ganado nueve de los pasados 15 juegos.

Nelson Reyes Faría/Capitanes Arecibo

David Huertas junto a Piwi García y Ángel Álamo han vestido las camisetas de Piratas y Capitanes durante sus carreras. Fue el mejor anotador de Arecibo en la Final de 2017.

Y como agravante para la franquicia oro-negro, los Capitanes no ganan como visitante desde el 12 de marzo de 2015 con triunfo de 87-85, gracias 15 puntos y ocho rebotes de Eugene Phelps. En la pasada campaña intercambiaron once visitas y siempre celebró el equipo local.

El recuerdo del 9 de agosto pasado, una pizarra de 98-98 para Quebradillas, es motivación obligada para el subcampeón. La ilusión del Back2Back prometido tras la corona de 2016 se hizo aguas en la nave amarilla ante los cañones del buque Pirata…

E independiente del récord actual, empates en segundo lugar con 7-5, ambos son contendores al título. Decir otra cosa es faltarle a la realidad y formación de cada colectivo.

BSN/Josué Rivera

Eugene Phelps condujo a Capitanes a un triunfo, 87-85, el 12 de marzo de 2015; ultimo de Arecibo en la Guarida.

Un poco de historia reciente viene a tono sobre estas dos franquicias tradicionales del básquetbol nuestro.

Bajo el mando de Luis Monrouzeau Rosa en 2008, Arecibo ha participado en ocho series de campeonato, cuatro consecutivas, alcanzando títulos en 2010, 2011 y 2016, mientras Quebradillas ha estado en cuatro finales con cetros en 2013 y 2017.

En 2005, con Carlos Mario Rivera de dirigente y Regino Babilonia de administrador, los Capitanes se impusieron a Bayamón. En 2007 perdieron contra Santurce; en 2008, primer año de la era Monrouzeau, conquistaron el cetro con David Rosario de jefe técnico.

Lograron un ‘Back to Back’ en 2010 y 2011 frente a Bayamón y Quebradillas y David Rosario en la jefatura de cancha. En 2012 fallaron en el intento de una tercera corona seguida, ya que Mayagüez y Eddie Casiano se interpusieron en el camino.

En 2014 y 2015, Ponce esfumó las opciones de celebración para derrotarles con Nelson Colón de coach; mientras en 2016, en el debut de Rafael (Pachy) Cruz como entrenador, Capitanes se anexó el sexto banderín de su historia de 73 años.

Por su parte, Quebradillas fue subcampeón en 2009 y 2011, cayendo ante los Vaqueros y Capitanes, pero en 2013 se tituló ante los Leones de Ponce con Carlos Calcaño como estratega, luego de 34 años de espera. Y ahora, con Roberto Roca de regente, tras un baño de champán en el último partido de 2017, buscan la reválida con el mismo coach que les condujo a la gloria: Carlos González.

Denis Clemente se eleva sobre Jorge Brian Díaz en un partido de la Serie Final de 2017.

El primer campeonato de Arecibo fue en el 1959 con Lou Rossini de dirigente. En 2019 se cumplen 60 años de tal gesta recordada. Quebradillas logró su primera corona en 1970 con Eric Geldart al mando y después ganó tres seguidos, del 1997 al 1979, y son cinco sus coronas.

Sólo un jugador, Guillermo Díaz, se mantiene en la misma franquicia desde la primera confrontación en el retorno Pirata de 2009. Pachy Cruz era armador de los Capitanes en ese entonces, y es ahora el director técnico. Gustavo Cañas fungía como ahora, asistente de David Rosario.

David Huertas, Ángel Álamo y Piwi García son los únicos tres jugadores que han militado con los dos equipos.

Huertas, que lideró a Arecibo en puntos en la pasada Serie Final (18.9), ingresó a Capitanes en 2015 tras vestir la chamarra Pirata por seis temporadas (2009-2014); Álamo regresó a Quebradillas como agente libre después de estar en Arecibo por tres años (2015-2017), asimismo García, que estuvo en 2016 en la Guarida del Guajataca, estampó su firma con Arecibo para el actual torneo.

Piratas y Capitanes, dos vecinos que han librado cientos de batallas deportivas a través de los años y que mantienen ese toque mítico de enconado fragor sobre el tabloncillo.

Y sí no ha comprado aún el boleto para hoy o sábado, hágalo ahora y se evitará una larga fila…