Capitanes de Arecibo | Baloncesto

David Cortés: Tiempo de Decisión

David Cortés Ruiz representó con gallardía la insignia de su pueblo durante 20 años. Diez Series Finales, cinco sortijas de campeón, líder de puntos de la franquicia, cinco veces integrante del Equipo Nacional y reconocido como el Mejor Sexto Hombre del BSN, el decir adiós al básquetbol no resultó fácil. Pero era hora de tomar, lo que ciertamente es, la más difícil decisión de su vida atlética.

Sentado frente a su cubículo en el camerino del Coliseo, rodeado de camisetas con la insignia de los Capitanes, el eterno número 18 anunció su retiro como jugador; sin rodeos, al grano, con orgullo, pero consciente que le llegó el tiempo…

En una extensa entrevista, David Cortés respondió a las interrogantes de sí seguía o cesaba; de jugar en su torneo 21 o dedicarse por entero a la nueva empresa: Laboratorio Clínico Dominguito.

En este video David expresa el por qué de su retiro:

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=qqXbkxY5b2Y]

“Es una decisión fuerte que tengo que tomar; mucha gente a la expectativa, pero en 2018 he decido que David Cortés se retira y no juega más baloncesto”, sentenció el canastero de 36 años y 6’3” de estatura.

Foto Archivo Capitanes.

El tradicional tiro brincado a distancia trajo a David Cortés un total de 4,610 puntos más un 33% de eficacia en 541 partidos del BSN.

“Fueron 20 años jugando con los Capitanes de Arecibo, es mi ciudad, mi pueblo y lo dejado todo por mi equipo, pero el tiempo llegó. Muchas situaciones, cosas difíciles”, apuntó.

“El competir con chamaquitos que vienen subiendo es difícil y mantener el nivel de juego es más trabajoso; requiere más horas en el gimnasio y el cuerpo no recupera de la misma manera”.

“La carrera de David Cortés ha sido una muy bonita. Estoy satisfecho por el trabajo qué he hecho por mi ciudad, por el equipo, y me voy contento. Me voy feliz porque lo dejé todo por ustedes los fanáticos y el pueblo. Engancho las tenis para el 2018”.

Finalizado el torneo pasado, Cortés comenzó a darle serio pensamiento a su salida del básquetbol. No logró acumular los 20 minutos mínimos para mantenerse en la matrícula del equipo como Hijo de Franquicia y le convirtió (por regla) en agente libre: una puerta de escape a la decisión de quitarse…

“Una vez terminó la temporada 2017 estuve pensando de sí me iba a retirar. Y me dije, lo he dado todo por mi ciudad y siento que no puedo dar el cien por ciento, pues yo creo que hasta aquí es”.

“Llegar a casa después de una práctica, de un juego adolorido, y no poder disfrutar de las cosas importantes que tiene la vida, de los hijos, mi familia; eso influyó mucho”, dijo.

LAB. CLINICO DOMINGUITO

Logo de la nueva empresa de David Cortés y su esposa Mirelys Nieves en el barrio Dominguito de Arecibo.

Cortés pudo jugar un año más y en el proceso hacer historia como el único jugador la franquicia con 21 años de servicio. Sin embargo, su alto sentido de responsabilidad y orgullo le inclinó a la jubilación, a pesar qué su esposa Mirelys Nieves le instó a “jugar un añito más”.

“Pensar que sí no voy a dar lo mejor de mi, no quiero, no voy a ir allí y no dar el cien por ciento. La edad, el cuerpo no reacciona igual. A esta etapa de mi carrera se requería más compromiso, más horas de entrenamiento para poder mantener el nivel”.

“Se lo comenté a mi esposa y no estuvo de acuerdo en principio, pero aceptó mi decisión. Algo que influyo fue el negocio (laboratorio) y poder compensar el aspecto financiero”.

Luis Monrouzeau Rosa, apoderado del equipo, envió una nota escrita y posteriormente un audio donde significó la contribución de Cortés a la franquicia amarilla y negro.

“Los Capitanes de Arecibo como equipo y representantes de la Leal Ciudad de Arecibo y todos sus fanáticos te agradecemos David por esos 20 años de esfuerzo, dedicación y responsabilidad al representar a nuestro equipo Capitán. El orgullo de ser un digno representante te impulsó a demostrar tu amor, lealtad con nuestra Ciudad”, resaltó Monrouzeau Rosa.

“Los Capitanes nos sentimos orgullosos de tenerte como máximo ejemplo de lo que debe ser un jugador completo. Tu excelencia en la cancha es un digno ejemplo de un hombre de bien al que las generaciones actuales y venideras pueden emular. Te deseamos el mayor de los éxitos en tus venideras funciones y siempre estarán abiertas nuestras puertas para tus aportaciones por el bien del pueblo de Arecibo y nuestros Capitanes. Gracias David Cortés, por tu entrega y compromiso”, cerró la nota del apoderado.

Capitanes Arecibo Archivo

Luis Monrouzeau destacó el significado y contribución de David Cortés durante sus 20 años en uniforme de los Capitanes de Arecibo.

De igual forma hubo reacciones del dirigente Pachy Cruz y el gerente general Ángel García Correa, las que escucharán y leerán en una nota futura en este portal. Ambos exaltaron al ser humano, su transparencia e integridad, además de resaltar su gran carrera.

La grandeza de Cortés estribó en su capacidad de cambiar el juego como jugador emergente. Un tiro brincado de tres en el ‘clutch’, una defensa impecable, inteligencia y sagacidad sobre el tabloncillo fueron destrezas que no aparecen en las estadísticas, pero importantes durante un partido.

Disciplinado, ecuánime, correcto en su comportamiento, sin tachas ni tatuajes, y fiel seguidor de Cristo son algunas de las cualidades de David Cortés, en y fuera de la cancha.

Representó a Puerto Rico en tres Juegos Centroamericanos y del Caribe (El Salvador 2002, Mayagüez 2010 y Veracruz 2014), más el Torneo Preolímpico 2005 y el Centro Basket 2010 en República Dominicana, así como otros certámenes regionales del Equipo Nacional.

Además, figuró en diez ediciones de la Liga de Las Américas donde posee el récord de participación continua como jugador en un mismo equipo: Capitanes.

Cortes anotó 4,610 puntos, 1,303 rebotes, 502 asistencias en 541 partidos. Logró un 77% en el área libre y un 36% en tiros a distancia.

Hoy es un día triste en Arecibo ante el retiro de David Cortés. Pero, el cuerpo así se lo exige y sus nuevas obligaciones también. Fue y siempre será un símbolo de entrega, productividad, compromiso y nobleza, una rara combinación que sólo existe en los grandes del juego, aunque no se refleje en números o estadísticas.

Sólo te damos las gracias. Y esperamos que ese número 18 en su momento cuelgue sobre lo alto del Coliseo al lado del maestro McCadney y tu hermano Pachy Cruz.