Capitanes de Arecibo | Baloncesto
Banco Popular
Cooperativa Zeno Gandia
Claro
Reliable
First Medical
DIRECTV

Hermanados por la Patria

Como dice el veterano narrador del básquetbol Eddie Jové: ¡Mi madre!

No bien se anuncia que Leones y Capitanes van a celebrar un fogueo que se forma la de ‘sanquintín’ en las redes sociales. La rivalidad entre estos colosos data del siglo pasado y los Leones han sacado la mejor parte de sus confrontaciones postemporada hasta que al fin Arecibo les barrió una serie el año pasado.

Nelson Reyes Faría/Capitimes

Denis Clemente desde el día uno en el entrenamiento de los campeones en ruta a Argentina.

El partido de mañana viernes entre Ponce y Arecibo a celebrase en la tarde en el Coliseo Manuel Iguina Reyes es uno de preparación para ambos conjuntos, que arropados por la bandera de Puerto Rico habrán de defender nuestros colores en la Liga de las Américas (LDA).

Simplemente eso, el juego es un careo amistoso para que cada dirigente evalúe su personal a la luz de la realidad de cancha y de esfuerzo, que los jugadores ejecuten y se consiga la debida cohesión de grupo, sobretodo cuando el BSN está en gestación hasta abril 6; cuando entonces todo cuenta…

Por ahora, los Capitanes necesitan sudar, ya que salen el martes 31 hacia Argentina para el evento del 3 al 5 del próximo mes, mientras Ponce esperará unas semanas para ser sede de la cuarta etapa en la LDA del 10 al 12 de febrero.

Leones y Arecibo, aunque suene ilógico en la mente de las huestes acérrimas de cada insignia, impregnadas en sus corazones, están hermanados hoy por cuenta de la Patria; la que nos identifica a todos, no importa sí el color es el negro-amarillo de David Cortés o el rojinegro de Ángel Vassallo…

Nelson Reyes Faría/Capitimes

Joel Jones y Alvin Cruz se ejercitan durante las prácticas.

Sin embargo, a horas del encuentro se teje cada novela cibernética, digna de un libreto de terror de Stephen King o de una novela turca a lo Fatmagul.

El juego no tiene nada que ver con Carlos Arroyo, a quien le atribuyen la petición de los Leones de que el choque sea a puerta cerrada y sin el bullicio de la fanaticada. Es meramente un juego amistoso para buscar condición. Y quien realmente lo desea más es Arecibo, pues está contra el reloj de una justa contra equipos en medio de sus torneos nacionales.

Pachy Cruz quiere saber, entre algunas cosas, sí los importados Donte Greene y D’or Fischer están alistados al esquema y filosofía de los campeones, a menos de una semana de abordar a Buenos Aires, vía Colombia y Chile.

Mientras, Nelson Colón, con un grupo de ligero entrenamiento de escasos días puede adelantar la marcha de los sureños para cuando les toque debutar en la LDA.

El partido es una fórmula perfecta para cubrir las necesidades inmediatas de cada cual. Pero el que no se permita la entrada de fanáticos es tema gigante en Arecibo, tanto así que un grupo proyecta protestar frente al Coliseo. Y es lo menos que se quiere: una distracción que desvirtúe el propósito del encuentro. Así lo manifestaron en entrevistas separadas los gerentes de los equipos.

“El juego lo miramos como una práctica, no como uno competitivo. Es para ver como están fluyendo las cosas y tener una idea de dónde estamos como grupo”, dijo Gabriel Ortíz, gerencial de los sureños.

“El que no haya fanáticos fue una petición nuestra para evitar las distracciones y la bulla del público, que se mete en el juego y cambia la idea de lo que se persigue, que es una práctica”.

Nelson Reyes Faría/Capitimes

Donte Greene es uno de los dos importados de Arecibo hacia Las Américas. El otro es D’or Fischer.

“Lo que queremos es correr los patrones y ver donde estamos. Arecibo sale pronto y no queremos una lesión. Y nosotros nos estamos acoplando y recién integramos a Arroyo y hoy nos llega Víctor Liz. Un juego de este tipo, sin la presión de la pizarra, lo hace flexible y ambos equipos se benefician”, apuntó Ortiz.

Por su parte, Ángel Edgardo García, coapoderado de los titulares, asintió con Ortíz y dijo que “Ponce nos está haciendo un favor con este juego”.

“A quién le urge jugar y ver cómo estamos agrupados es Arecibo, a los Capitanes. La gerencia de Ponce nos solicitó jugar a puerta cerrada y le dijimos que sí, pues salimos el martes. Llevamos semanas entrenando y es necesario el fogueo”, comentó.

“Esto se ha salido de proporción. Estamos en temporada muerta y nos necesitamos; ambos representamos a Puerto Rico”, sentenció.

“El fanático debe entender que Ponce nos está haciendo un gran favor. Sólo jugamos contra la Universidad del Turabo. Y los Leones, por la calidad de sus jugadores nos pueden hacer fuerza y elevar nuestra oportunidad en la Liga de las Américas”.

Un segundo partido, pautado para el 8 de febrero en Ponce, fue cancelado ante la cercanía del cuadrangular en el Coliseo Pachín Vicéns.

Capitanes se medirá el viernes 3 de febrero al club uruguayo de Hebraica Macabi, seguido del venezolano la Guaira y finalmente contra el anfitrión argentino San Lorenzo.